Barrio de Albaicín

Son las calles y plazas contiguas a la Sierra de los Molinos y Cerro de la Paz. Conforman el arquetipo de barrio manchego, con sus casas de teja árabe y pintadas en blanco y añil.

Destaca por la estrechez y carácter pronunciado de sus calles.

Es recomendable acceder hasta los molinos mediante un paseo a pie desde el centro histórico del municipio, lo que permitirá contemplar el característico paisaje de La Mancha desde sus miradores naturales.

Está protegido mediante el Plan Especial de Protección de la Sierra de los Molinos y Barrio del Albaicín impulsado por el Ayuntamiento y la Fundación Caja Madrid.


Ver mapa más grande