Cuevas

Las casas-cueva son construcciones típicas excavadas en la roca, en la ladera de la Sierra de los Molinos, donde vivían antiguamente los vecinos. Se encuentran en el Barrio del Albaicín, conformado por un conjunto de calles típicas manchegas, estrechas y de pendiente pronunciada.

Algunas de estas cuevas también constaban de un almacén de grano que posteriormente se molía en los molinos de viento. Generalmente, los animales de carga también vivían bajo el mismo techo.

En la actualidad, se pueden visitar la Casa Cueva del Cerro de la Paz o la Cueva del Molino Infanto, además existen otras cuevas de particulares tanto en establecimientos hosteleros como en viviendas.

La Casa Cueva del Cerro de la Paz consta de dos plantas, su estructura es de fábrica de tapial y su cubierta es inclinada con teja curva sobre estructura de madera. La fachada consta de tapia encalada con zócalo y jambas de la puerta en color azul añil. Abierta al público, consta también de una tienda de productos típicos y artesanía.

Ver mapa más grande